De una zona geológica tan importante como el Pamukkale o Castillo de algodón ya os hablaba en otra ocasión pero desde luego hay que destacar de este lugar las enormes piscinas que se han formado que son un espectáculo natural insuperable y muy recomendable para ver. Con el paso de los años se han terminado de formar estas piscinas ya que tienen forma de piscina y desde luego son impresionantes.

piscina-termanl.jpg

El agua que pueden ver dentro de ellas es agua termal que se supone que tiene unos efectos muy buenos para la piel y según cuentan sienta muy bien. Ver estas piscinas de cerca es una experiencia única y que no olvidarás ya que además es un lugar muy importante y por ello fue declarado Patrimonio de la Humanidad. Se encuentra en Denizli a 350 kilómetros de la capital turca.