Si quieren disfrutar de un lugar tranquilo, original y al mismo tiempo realmente hermoso pueden visitar la famosa cisterna que se llama Cisterna de Justiniano o Yerabatan Sardici. Es la cisterna más grande de Estambul y es uno de los grandes atractivos culturales de la ciudad ya que son muchos los turistas que se acercan hasta aquí para disfrutar de este ambiente tan curioso.

cisterna.jpg

Esta cisterna se encuentra muy cerca de Santa Sofía y es un lugar al que acuden muchos turistas ya que este lugar tiene un algo especial que lo envuelve y lo hace casi mágico además de ser un lugar de mucha belleza. Como vemos tiene una serie de columnas repartidas por todo el espacio que ocupa. Concretamente esta cisterna tiene 336 columnas y sin duda son un hermoso paisaje para disfrutar durante nuestra visita.

Es una cisterna que fue construida por Justiniano en el 532 y como supondrán la función de la cisterna era la de almacenar el agua para que durante los meses secos se pudiera tener agua. No es la única cisterna ya que en Estambul fueron construidas unas 60 cisternas ya que la escased de agua en meses secos era importante.

Es una visita muy interesante para disfrutar de un lugar mágico que tenía una finalidad tan sencilla pero tan importante como la de almacenar el agua. La visita cuesta 10 libras turcas y se puede visitar todos los días de 9 a 17 horas.

Vía|Sobreturismo