mezquita-estambul.jpg

Durante los primeros meses de este año 2013 Turquía ha experimentado un retroceso en el turismo europeo en general, una mala noticia debido a que todos los enfrentamientos que han tenido lugar en el país turco han tenido un efecto muy negativo, en especial en destinos tan importantes como Estambul. En estos primeros meses el turismo ha crecido a un 4,9%, un aumento que podría haber sido mucho mayor.

Este descenso de turistas europeos como es el caso de Reino Unido, turistas de Holanda y Francia hace que el turismo crezca mínimamente, aunque lógicamente Turquía tiene mucho margen de mejora y se espera que una vez que todo este asunto se normalice el turismo europeo se pueda recuperar y avanzar hacia un crecimiento importante, que es lo que estaba sucediendo hasta ahora. Desde luego se pretende mejorar en breve el turismo procedente de los países europeos, ya que sigue siendo una fuente de turistas muy importante.

El mercado europeo es esencial para Turquía y es por tanto importante que se pueda recuperar la confianza en el país turco para que diferentes mercados de Europa puedan mejorar sus datos. El mes de julio ha sido uno de los más negativos, ya que la cifra de crecimiento ha sido mínima y muchos mercados han presentado datos muy bajos de llegada de turistas, algo que preocupa mucho a las autoridades del país ya que todo lo sucedido puede hacer que la imagen de Turquía pueda cambiar y los turistas sigan optando por otros países alternativos como ha sucedido a lo largo de este verano.

Vía | Expreso
Foto | Wikimedia