vistas-de-turquia.jpg

Hace algunos días turistas rusos que se encuentran disfrutando de sus vacaciones en Turquía, tuvieron problemas relacionados con la comida que habían ingerido en el hotel. Nuevamente se están dando casos de turistas rusos con síntomas de una intoxicación alimentaria, un problema que está afectando mucho a la imagen de los hoteles de Turquía, aunque por suerte ha sido un caso aislado en un hotel, afectando a algunos turistas rusos en estos últimos días.

Este foco de infección se ha encontrado en el hotel Club Gunes Garden de Turquía y las autoridades sanitarias turcas han podido encontrar la bacteria que ha causado estos síntomas a los turistas rusos, unos turistas que incluso han tenido que pasar unos días en el hospital debido al estado en el que se encontraban después de la intoxicación tras haber bebido agua del hotel, que es la fuente de la infección.

No es precisamente la mejor propaganda para un hotel el presentar casos de intoxicación por beber agua contaminada por bacterias, pero es algo importante que se debe remediar para que el hotel pueda solucionar en breve el problema y que no vuelva a afectar a nuevos turistas rusos ni a cualquier otro turista que se aloje en este hotel turco. Todos los turistas rusos hospitalizados se recuperan de forma satisfactoria, aunque seguramente no olvidarán fácilmente esta experiencia durante las vacaciones, un hecho que se podría haber evitado con un mayor control sobre el agua potable y haciendo los análisis necesarios para ver su estado.

Vía | Espanarusa
Foto | Flickr