A partir de mañana, todas las personas que quieran fumar en bares y restaurantes turcos serán sancionados con 32 euros, debido a que entra en vigor la ley que prohibirá fumar en estos establecimientos, al igual que en 2010 hará Chipre. Es una ley muy justa y saludable, porque las personas que tranquilamente están comiendo o tomando un café en uno de estos locales, no tienen que ser incomodadas por los que fumen, que por desgracia son muchos. A partir de ahora todos podrán disfrutar de una comida sin humos.

fumar.jpg

Es lógico que una persona quiera no ser molestada por los humos de una persona que fume, ya que si tiene este vicio tan desagradable y perjudicial para la salud, que al menos lo haga lejos, donde nadie pueda ser molestado, en la calle. Esta ley contempla también una multa de 2.600 euros para el establecimiento que permita fumar, por lo que la ley no es para evitarla, sino para cumplirla en vares y restaurantes de Turquía, algo que debe evitar que los humos sigan molestando a clientes, que en muchos casos se van porque el humo del tabaco es muy desagradable y muy dañino.

Es una de las mejores leyes que han entrado en vigor en Turquía y esto favorecerá a los no fumadores, que son las personas que tienen que se defendidas ante las personas fumadoras que no respetan el derecho a no fumar de los otros. No olvidemos que el tabaco es una droga blanda y las personas que fuman son drogadictos, por lo que no podemos esperar mucha educación de estas personas, sabiendo que no miran por su salud y dejan de fumar por una vez. Ahora no podrán fumar en restaurantes y bares, para nuestra fortuna.