ruinas.jpg

En estos últimos días se ha estado hablando de la detención de un turista español en Turquía. A este turista de España se le acusa de un supuesto delito de tráfico de antigüedades, que en Turquía está muy perseguido y tiene una pena de varios años de cárcel en caso de que se llegue a probar. Este turista llevaba unas piedras que fueron encontradas en su equipaje justo antes de salir de Turquía y rápidamente lo detuvieron.

El turista español comenta que no sabía que eran piedras muy valiosas y que se las encontró en un aparcamiento de un yacimiento romano muy visitado por parte de los turistas que viajan por Turquía. Sin duda se ha encontrado con un problema muy grave sin saber nada del valor de las piedras, pero en Turquía las leyes son muy duras para cualquier personas que intenta sacar del país piedras con cierto valor, como es el caso del turista español.

Ahora queda esperar para ver si puede salir bajo fianza antes de que se celebre el juicio y poder estar en España a la espera del juicio. Un aspecto importante es que este turista español se encuentra en buenas condiciones dentro de la cárcel y sigue alegando en su defensa que desconocía el valor de las piedras que llevaba consigo en su equipaje. Este tipo de noticias debería concienciar a todos los turistas de la importancia de no tomar del suelo piedras sin valor aparente durante un viaje a cualquier lugar del mundo, ya que puede traer consigo estas consecuencias.

Vía | Elmundo
Foto | Flickr