El último Superviviente llega a su fin en Turquía y lo cierto es que aún queda la parte más dura, porque después del agotamiento de supuestamente haber estado varios días perdidos, el cuerpo n no responde de la misma manera y no tiene las reservas de alimento y agua que tenía antes. La falta de agua y el calor siguen siendo grandes enemigos a batir y en estas condiciones no es sencillo poder sobrevivir, porque el agotamiento físico hace compañía al agotamiento mental, que es aún peor.

a-prueba-de-todo.jpg

Otro de los consejos que se pueden extraer de estos vídeos acerca de El Último superviviente, es que el hecho de tener sed en un caso de este tipo, nos hace incluso desear bebernos el agua salada, aún sabiendo que es malo. En el vídeo nos encontramos con un lugar donde hay agua salada, pero no se debe beber agua salada, porque cuanta más agua bebas, más sed vas a tener a los pocos minutos, además de que es muy peligroso para tu cuerpo el tomar agua con sal en grandes cantidades.

Además de muchos consejos, hemos podido ver algunas de las muchas zonas naturales de las que consta Turquía, que es un país que se destaca por unos hermosos paisajes y zonas naturales de gran interés, entre otras muchas cosas y que gracias a este documentan tan bueno, hemos disfrutado mucho de este país y además hemos aprendido una serie de buenos consejos de supervivencia, que pueden ser aplicados en muchas ocasiones en las que nos veamos en problemas.

Foto|Spa