En esta tercera parte del programa El último superviviente, vamos a seguir viendo algunas zonas naturales de Turquía, por lo que merecerá la pena prestar atención al vídeo y además porque podemos aprender nuevos consejos para la supervivencia en casos extremos. Después de cruzar el río, Bear Gryll llega a tierra firme y se dispone a buscar algo de alimento, que en este caso no será fácil encontrarlo. De momento encuentra una cueva en la que entra y lo cierto es que es una cueva bastante grande y es un lugar ideal para descansar.

turquia1.jpg

Después en el río será un lugar ideal para conseguir algo de comida, que es el único lugar donde puede encontrar por ejemplo los clásicos cangrejos, que son muy agradables para disfrutar de una buena comida. Tanto cangrejos y ranas son los dos principales alimentos para comer en este caso. Lógicamente los cangrejos no se pueden comer crudos, por lo que se dispone a cocinarlos y disfrutar de unos sabrosos cangrejos, que suelen ser muy buen alimento en caso de supervivencia.

Después de la comida, Bear Gryll se dispone a explorar la cueva y para ello usa la grasa de cabra para fabricarse una antorcha y con ella poder ver algo más de la cueva, para salir de allí y encontrar un lugar algo más alto. Lo cierto es que es una cueva profunda y al final encuentra una salida, aunque todavía no termina de cruzar el cañón, que era una de las cosas que se pretendía al entrar en la cueva y poder salir de esta zona, que por otro lado presenta estupendos paisajes de los que disfrutar.

Foto|Galleryphoto