Uno de esos lugares mágicos en Turquía nos lo encontramos justo al sur de Trabzon. Se trata del Monasterio de Sumela, un monasterio con mucha historia y que se encuentra en un lugar realmente complicado para llegar, pero que una vez allí, te toparás con unos hermosos paisajes y con un monasterio muy interesante para conocer. El monasterio se encuentra enclavado en un acantilado, un lugar a unos 1200 metros de altura, que te permite observar estos paisajes tan hermosos y tan característicos de esta zona de Turquía, que es lo que suele llamar más la atención a los turistas que llegan hasta este monasterio.

monasterio.jpg

El monasterio se encuentra dentro del Parque Nacional de Altindere y como podrás imaginar es uno de los grandes atractivos de este parque, no sólo por la historia del monasterio, sino por la belleza de este lugar, que es una maravilla. Llegar al monasterio no es fácil, ya que hay que tener ganas de caminar durante al menos 3 horas, pero a lo largo del trayecto podrás disfrutar de los hermosos paisajes de la zona, haciendo el camino muy llevadero, siempre y cuando te lo tomes con mucha calma.

Según la tradición del lugar, nos encontramos con una fundación por parte de monjes griegos de Sumela. Estos dos monjes se llamaban Bernabé y Sofronio y ambos tienen sus restos en el monasterio. Es un lugar mágico, hermoso y maravilloso para poder disfrutar de hermosos paisajes y de muchas otas sensaciones. Si tienes ocasión de acercarte a este monasterio, de seguro que no te arrepentirás, porque merece la pena ver este monasterio que sigue en pie a pesar del paso del tiempo.

Vía|Lapipadellindio