Son muchos los turistas que quieren viajar a Turquía pero no lo hacen por miedos o prejuicios hacia la sociedad turca, miedos a lo desconocido y simplemente se dejan llevar por todo lo malo que sale en la tele. Es cierto que en Turquía hay atentados de vez en cuando y que puede ocurrir en cualquier zona del país y eso es algo muy negativo para la imagen del país, por lo que los turistas tienen miedo a encontrarse en un lugar donde pongan una bomba.

turquia2.jpg

Otro de los miedos es a que puedan ser atracados, pero si nos ponemos a pensar en un destino donde los atracos no sean habituales, será raro el país donde no nos podamos encontrar con ladrones y en Turquía también los hay, por lo que siempre habrá que tener cuidado de guardar bien todo y no pasar por ciertas zonas, sobre todo sin compañía y por la noche. En principio Turquía no debería infundirnos más temor que viajar a otros países asiáticos o incluso algunos europeos de la zona como Grecia, Chipre y demás.

Muchos turistas temen también encontrarse con unos turcos poco agradables con los turistas, pero estoy convencido que la sociedad turca es mucho más agradable de lo que la televisión o ciertos medios de comunicación nos hace ver y que hace falta vivir unas vacaciones en Turquía para darse cuenta que buena parte de la fama que tiene el país, no es totalmente cierta. Nada mejor que perder el miedo haciendo amigos turcos, aunque dependerá si la persona es tan sociable como para hacer amistades en Turquía, que estaría muy bien para ver de otra manera Turquía.