En estambul nos podemos encontrar muchos y buenos sitios para poder comer comida típica de Turquía y bastante económica. Un buen ejemplo es un lugar llamado el Café Doce. Este lugar para poder comer se encuentra justo a la salida del Gran Bazar del que ya hablaremos otro día. Es un restaurante muy bueno y popular en Estambul e ideal para el turista que quiere probar cosas nuevas y deliciosas.

gran-bazr.jpg

Lo primero que hay que destacar del restaurante es que su limpieza es exquisita y está muy bien acondicionado todo el restaurante, desde la entrada hasta los servicios. El que el restaurante esté limpio es algo que llama la atención al turista ya que es importante comer en sitios higiénicos y limpios. Además en días de calor nos encontraremos con un agradable aire acondicionado que nos quitará los calores del viaje y del recorrido apasionante por Estambul.

Para comer tiene todo lo que puedan imaginar en cuanto a comida tradicional turca y además otros muchos platos. La variedad de su carta es muy interesante y te costará elegir el plato que te apetece en ese momento ya que hay muchos que son muy apetecibles. Es un sitio muy agradable y tranquilo. Te apetecerá volver a comer de nuevo ya que la comida es muy buena y el servicio es sensacional.

Es un restaurante bastante grande y con capacidad para muchas personas ya que tiene tres plantas, terraza y demás comodidades. En definitiva es un sitio muy acogedor para comer bien, con seguridad de que son alimentos muy sanos y limpios y además por un precio más barato que dentro del bazar o en la calle ya que por unos 10 euros pueden comer fácilmente platos bien ricos y tradicionales en un ambiente muy bueno y tranquilo.