portatil.jpg

Muchos países quieren controlar internet y todo lo que cada uno de sus usuarios hacen. Uno de estos censuradores de internet es Turquía, que ahora quiere imponer una serie de filtros para que los turcos no tengan acceso a una serie de contenidos pocos recomendables a juicio del gobierno de Turquía. Estos nuevos filtros “familiares”, para que todas las personas que accedan a internet no puedan ver ciertos contenidos, aunque en realidad es una censura en toda regla.

Activistas turcos comentan que estos filtros se parecen a los que se ponen para que los niños no vean desnudos en internet o no puedan acceder a páginas de contenido sexual. Ahora se hará lo mismo para que nadie pueda elegir si quiere o no quiere ver ciertos contenidos, ya que el gobierno escoge por ti y simplemente no te dejará entrar. De momento se están preparando una serie de filtros para que internet se pueda controlar mucho más y a partir de ahora la censura será mucho mayor.

Lógicamente cada uno tiene el derecho a elegir lo que quiere y no quiere ver, algo en lo que el gobierno no tendría que meterse. Ahora el gobierno turco quiere ser tan censurador como el Chino, que tiene una serie de filtros para que los chinos vean lo que al gobierno le interesa que vean. No es precisamente muy agradable que te censuren los contenidos de internet, ya que cada uno es bastante mayor como para elegir el contenido que le apetezca ver en cada momento.

Foto|Flickr