Hay cosas que suceden en Turquía que no tenemos constancias de ellas y que no salen en los medios por conveniencia. El caso ocurría hace algunos día en un hotel de Turquía donde unos ancianos belgas y franceses pasaban unas tranquilas vacaciones hasta que algo les ocurrió. El dueño del hotel secuestró a estas personas, porque según parece no le había pagado la compañía de viajes.

secuestro.jpg

Este individuo obligó a cada anciano a pagar los 275 euros que debía ( según el dueño) y lo cierto es que fue una situación muy desagradable para estas personas que estaban delicadas de salud. Ante secuestro en toda regla, la agencia de viajes pagó el rescate para que pudiesen ser liberados.

Todo quedó en un susto, pero es bueno que en Turquía suceden este tipo de cosas de vez en cuando y que un turista debe saber al hotel al que va, la ciudad y demás. No se debe generalizar con Turquía al completo pero si conocer el caso y saber lo que nos podría pasar a cualquiera. Una vez que se sabe todo lo que sucede en el país al que queremos conocer, tomaremos nuestras precauciones.