animadoras.jpg

Nos encontramos en pleno mundial de Baloncesto de Turquía y ha saltado la primera polémica con respecto a las animadoras, algo que se veía venir, debido a que desde el gobierno de Turquía se ha vetado la participación de las animadoras en los partidos donde participe Turquía, debido a que según ellos es algo que va contra la ley Islámica, pero además en otros partidos se ha obligado a que las animadoras pudieran participar a lo largo del partido pero con algo más de ropa.

Es un tema muy delicado, sobre todo cuando en muchos países islámicos las mujeres visten con una vestimenta con la que apenas se le puede ver nada de su cuerpo, especialmente en lugares como Irán, por lo que ver a mujeres con poca ropa no es algo que les pueda agradar, entre otras cosas porque va contra la ley Islámica. La FIBA ha respetado el veto de las animadoras en los partidos de Turquía, sobre todo porque las mujeres no pueden mostrar su cuerpo en público y mucho menos de una manera tan clara y ante tantas personas.

Todas las personas que no son turcos ni musulmanes no entienden muy bien la decisión de Turquía de vetar a las animadoras, pero el país anfitrión tiene todo el derecho de vetar a las animadoras según sus creencias religiosas, que siempre se deben respetar a pesar de que sean muy diferentes. A pesar de ser una decisión polémica, Turquía ha actuado según sus creencias religiosas, que es lo que debe hacer en estos casos.

Foto|Flickr